Hidratación con ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un polisacárido que se encuentra presente en los diferentes tejidos de todas las especies animales. Desempeña una importantísima función en la estructura cutánea siendo responsable de su elasticidad. Además tiene la capacidad de retener a su alrededor una gran cantidad de agua, con lo que aporta volumen a los tejidos, es decir, la máxima hidratación.

Se administra en forma de mesoterapia, es decir, pequeñas inyecciones prácticamente indoloras, aunque previamente al tratamiento se puede recurrir a la anestesia local en forma de crema.
El ácido hialurónico es un gel viscoso, reabsorbible en un periodo de tiempo de 6 a 12 meses. Después debe repetirse el tratamiento a fin de lograr permanentemente un aspecto joven e impecable.
Tras las inyecciones se recomienda un suave masaje en la zona tratada para repartir el producto adecuadamente.

El paciente no necesita un test de alergia para la aplicación de ácido hialuróncio puesto que se inyecta superficialmente en la piel y pasa a formar parte de sus tejidos sin alterar en nada sus características.

El tratamiento se realiza en consulta, en una sola sesión con una duración de 15 a 30 minutos, debiendo repetir las sesiones cada 6 meses. El resultado se aprecia inmediatamente tras su aplicación, siendo más evidente una semana después.