Carboxiterapia Facial

Se utiliza principalmente para el rejuvenecimiento de párpados, reducción de arrugas perioculares y mejora de ojeras; además de corregir el contorno facial haciendo que la flacidez desaparezca.

Consiste en la infiltración de dióxido de carbono (CO2) en la zona a tratar, por vía subcutánea con una aguja muy fina, lo que lo hace prácticamente indoloro. Su introducción debajo de la piel se completa con un masaje que ayuda a distribuirlo.

No tiene riesgo de toxicidad sistémica y apenas existen efectos secundarios, pudiéndose notar una ligera y fugaz molestia en la zona a tratar.

Puede asociarse a otros tratamientos como la mesoterapia o la radiofrecuencia para conseguir un resultado final más satisfactorio.

El tratamiento se realiza en 8 a 10 sesiones, para obtener buenos resultados. La duración de la técnica en cada sesión dependerá de la zona a tratar.

 
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google